Acabo de ver “After: aquí empieza todo”, no es mi género favorito en cine, pero de vez en cuando viene bien recordar un tiempo, no tan lejano, y poco trascendental. Pues bien, hoy era mi día “After”. Puntúo las películas que veo en filmaffinity y al hacerlo con esta he leído sus pésimas críticas. Odio a los críticos resabidos de manual a los que todo lo que no sea una obra maestra, previamente alabada, no son capaces de poner ni un aprobado. Me gusta valorar cada película por el género al que pertenece y al público al que se dirige, así como la sensación que a mí me ha transmitido al verla. Dicho esto, “After” se lleva mi merecido 7.

Los actores principales, guapísimos (por descontado), me han cautivado con la química que desprendían entre ellos y con sus primeros planos. Él, el chico cool, con aire de rebelde sin causa. Ella, virginal, aplicada, la perfecta buena chica. Conectan a primera vista quizá por ser ambos diferentes al resto (¿Por su profundo mundo interior? Lo averiguaré en el libro).

¿Previsible? Por supuesto ¿Llena de tópicos? Sí ¿Historia novedosa? No. Pero con una buena banda sonora, una estética bien cuidada y unos protagonistas que echan chispas.

En definitiva: Si quieres un subidón de hormonas adolescentes, te la recomiendo.

Pd: No he leído el libro ya que tampoco me llamaba este género literario, pero después de haber visto la película supongo que en esta versión se ahondará más en los personajes, su mundo interior y ciertas escenas interesantes.
Lo apunto a mi lista de libros pendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *