Relato.

Llevaba allí quieta unas horas pero a ella se le había hecho una eternidad, su mirada se había perdido en el mar, primero siguiendo al barco, luego simplemente cuando este desapareció su mente desapareció con él y sus pensamientos flotaban ahora en el agua.

***

Libros Recomendados

Libro Todo lo que sucedió con Miranda Huff – Javier CastilloTodo lo que sucedió con
Libro Tampoco pido tanto – Megan MaxwellTampoco pido tanto
Libro Un perfecto caballero – Pilar EyreUn perfecto caballero
Libro La sospecha de Sofía – Paloma Sánchez-GarnicaLa sospecha de Sofía

No olvidéis comentar y compartir en las redes sociales.
Textos por Diana Colomer.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *