En un remoto pueblo en la montaña algunos ancianos recuerdan que dos niños desaparecieron en 1945, salieron un día al campo y no regresaron, pero hace siete años una mujer se encontró en un claro del bosque dos niños gemelos de cuatro años congelados, alarmada salió a buscar ayuda, la policía los estuvo buscando durante meses pero nunca los encontraron, hoy la mujer es tomada por loca y no ha vuelto a hablar con nadie del tema.

Flanagan y su familia viven un mal momento económico, van a embargarles la casa y el bar, para poder hacer frente a los pagos el padre de Flanagan le ha encontrado un trabajo en una gestoría, pero él lo que quiere es estudiar criminología y ser detective privado. Intentando huir de su aburrido futuro en la oficina acude a agencias de detectives en busca de una oportunidad laboral, donde suele ser rechazado, sin embargo en una de ellas le ofrecen un trato, si consigue resolver el misterioso caso de los gemelos congelados el dueño de la agencia le dará un puesto y podrá librarse de ese horrible trabajo en la gestoría.

Flanagan empezará así una aventura, se verá atrapado en un pequeño pueblo, conociendo a una lista de pintorescos personajes, algunos de ellos clichés de las películas de detectives, con la ayuda de alguno de ellos y de su amigo Charche, desvelará secretos que han estado ocultos durante siete años, no faltarán corrupción, persecuciones, peleas y chicas que distraerán la atención del enamoradizo protagonista.

Opinión:

Cuando escogí esta lectura lo hice sabiendo que era una lectura juvenil, el inicio me gustaba, el misterio de los gemelos congelados podía dar para una historia interesante. Pero se quedó en eso… podía haber sido una historia interesante. Pese a que se lee rápido fui perdiendo interés en todo, en la trama y en los personajes.

La historia empieza bien, pero después entra en clichés que a mi forma de ver poco pueden interesar a un público juvenil, políticos corruptos y otras tramas igual de poco atractivas para ciertas edades… 

El final de la novela me parece tan mal llevado que no se por dónde empezar, la resolución del enigma te deja un poco indiferente, a esa altura de la historia casi que ya no te interesa mucho, y el cierre final es bastante apresurado y lo peor de toda la narración, las acciones del personaje principal en esta parte no son nada creíbles.

Los personajes en general son muy planos, el amigo que acompaña al protagonista es un auténtico desconocido para el lector, todas las mujeres jóvenes que aparecen en la historia quedan en un segundo plano y son tratadas por Flanagan como puros objetos, limitándose a apreciarlas por el atractivo sexual que le provocan. 

Destacar una escena que me parece totalmente fuera de lugar para un público juvenil, también para el adulto, y es que llega a cruzar una línea que nos puede llevar a debate, dejo aquí el fragmento para que opinéis:

“Abracé y acaricié a aquella Vivien desquiciada, y la estreché fuerte, y ella me lo permitió porque, mientras hablaba, ni siquiera se daba cuenta de mi presencia, y sumergí mi nariz en sus cabellos de cobre, que desprendían el aroma embriagador de la peor de las drogas, y perdí la cabeza, a lo mejor una mano fue más abajo de lo debido, a lo mejor se me escapó un beso a su cuello, a su oreja, camino de su boca, no estoy muy seguro porque no sabía lo que estaba haciendo, hasta que oí la voz de un Charche maravillado que exclamaba “¡Eh, Flanagan ¿Pero qué haces?!” En definitiva, para abreviar, que me pasé de la raya.”

Y para excusarse a sí mismo el personaje comenta “No me había sucedido nunca, tenéis que creerme… una reacción física y química de mi sistema nervioso bajo los efectos tóxicos de las testosteronas, las feromonas y otras hormonas o cualquiera de esas entidades que traemos incorporadas y que, descontroladas, tienen iniciativa propia.»

Os animo a dejar vuestra opinión en comentarios.

Esta novela forma parte de una colección, con el mismo protagonista, que empezó a escribirse en 1991, siendo este título de 2015. 

Como imaginaréis no tengo ningún interés en leer ningún otro título de esta saga, en definitiva, no recomiendo su lectura. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.