Relato. El reloj marcaba… *** El reloj marcaba la una cuando las compuertas se abrieron, salieron en fila, bien ordenados, avanzaron en silencio recorriendo la calle mayor, hasta la nave principal, una vez allí pararon y se mantuvieron estáticos, con el mismo silencio que habían guardado todos esos meses en el almacén. El reloj marcaba las cuatro cuando la alarma sonó, se iluminó el interior de la nave y a la vez el corazón de todos aquellos robots que esperaban en la calle. La luz de sus cuerpos pasó de rojo a verde y la alarma cesó. Se pusieron en marcha y ocuparon el interior de la gran nave. El reloj marcaba las seis cuando el meeting empezó, sus corazones cambiaron a un tono anaranjado y el gran líder empezó el discurso. ***

No olvidéis comentar y compartir en las redes sociales. Textos por Diana Colomer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *