Sinopsis:

Kim Ji-Young está casada tiene treinta y tres años y una hija pequeña de poco más de un año, se ocupa ella sola de la niña con la ayuda de la guardería, pues sus padres están ocupados con el negocio familiar y sus suegros viven lejos. Un buen día sin motivo aparente, en situaciones cotidianas de su vida, empieza a hablar con la voz de otras mujeres, la voz de su madre y la de una amiga desaparecida un año antes. Su marido empieza a preocuparse cuando se da cuenta de que Kim Ji-Young realmente parece ser otras mujeres en esos momentos, ella no es consciente de lo que le está pasando.

Análisis y opinión:

Kim Ji-Young es el nombre más común entre las mujeres coreanas nacidas en el año 1982, esto ya nos dice que nuestro personaje en realidad está representando a toda una generación. 

El comienzo de la novela engancha, pero esto solo dura pocas páginas, después el libro pasa a narrarnos la vida de Kim Ji-Young en bloques de años, su etapa en la secundaría, donde podemos ver las diferencias en el núcleo familiar, formado por sus padres, su abuela, su hermana y un hermano menor, la época de la universidad, los años de sus primeros trabajos, vida laboral y maternidad.

La narración se cuenta con un narrador omnisciente, la historia de la vida de Kim Ji-Young se centra siempre en los momentos que destacan por su fuerte contenido machista. La narración siempre va acompañada de datos históricos, estadísticas y estudios que ayudan a comprender cómo la sociedad y las leyes coreanas han ido cambiando poco a poco. 

El narrador omnisciente sin duda debe haber sido escogido por la autora para dar un punto de vista más objetivo, el narrador conoce los hechos de la vida de Kim Ji-Young y nos pone en cada momento en el contexto social de la época con las ya mencionadas referencias a diferentes estadísticas y estudios. Sin embargo y aunque todas, seamos coreanas o no, podamos coincidir en algunas desafortunadas vivencias de Kim Ji-Young, no se conecta tanto con este tipo de narración en tercera persona y llena de datos estadísticos que como se conseguiría con la misma historia si hubiera sido contada de forma subjetiva desde el punto de vista de Kim Ji-Young, creo que hubiéramos sentido más cercano aún el rechazo y el machismo de la sociedad que se describe. 

A pesar de que la historia recorre toda la vida de Kim Ji-Young el ritmo narrativo es bastante rápido, ya que solo se centra en puntos concretos de su vida y deja completamente de lado otros aspectos, cosa que creo también hubiese ayudado a empatizar más con el personaje. 

La historia comienza cuando empiezan los hechos, cuando Kim Ji-Young empieza a hablar y comportarse como otras mujeres, tanto que a su marido a veces le cuesta reconocer a su propia mujer, después de esto hay un flash back que nos lleva, como ya he comentado, a la época de la secundaria, para explicarnos toda la experiencia de vida de Kim Ji-Young, personalmente me quedé esperando a que la historia llegase al momento justó donde empezó y siguiese desarrollando la idea, ya que me parecía un punto de partida muy interesante, pero la narración resultó muy distanta a mis expectativas. Una vez más siento que es una novela donde no hay realmente un final, el conflicto en sí no queda resuelto y me quedé con la sensación de esperar a leer esa historia que había empezado en las primeras páginas…

Me gustaría conocer vuestra opinión, si has leído la novela comenta qué te ha parecido.

Nos leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.