Camino del destierro

El Rey destierra al Cid.

El Cid, Don Rodrigo Díaz de Vivar, reúne a sus vasallos, amigos y familiares, para comunicarles que el Rey le obligaba a salir del reino en nueve días, les pregunta quién de ellos le acompañarán. Álvar Fáñez, primo del Cid, le contesta que todos irán con él.

Cuando el Cid recoge sus bienes salen de Vivar camino de Burgos derramando abundantes lágrimas.

Cuando llegan a Burgos la gente sale a verles desde sus ventanas, con tristeza todos repiten la frase “¡Qué buen vasallo . . .

Lee el artículo completo convirtiéndote en lector premium.

Tendrás acceso a todos los artículos de la sección Literatura

Regístrate para acceder al contenido por solo 1€ al mes.
Cancela cuando quieras
Registrarme