En la granja de mi abuelo, solía examinar los huevos a la luz de una vela: colocaba el huevo frente a la luz para detectar alguna imperfección. La primera vez que lo hice, mi abuelo me dijo que pusiera todos los que estuviesen rotos o dañados en un cubo de panadero.

Una hora después, mi abuelo regresó y se encontró que había 300 huevos en el cubo. Encontré defectos en cada uno de ellos. Partes rotas en la cáscara, grietas muy finas.

Si miras lo suficientemente cerca, encontrarás que todo tiene un punto débil, por donde se romperá, mas tarde o mas temprano

Ted, un empresario de aeronáutica acaba de sorprender a su mujer con su amante, cuando ella llega a casa, él le espera en la oscuridad del hogar, tras una fría conversación le asesta un tiro en la cabeza.

Con la misma frialdad con la que dispara a su mujer abre la puerta de su casa al negociador de rehenes, que resultará ser el amantes de su mujer.

Sinopsis

Ted, interpretado por Anthony Howkins borda cada una de las frases de kan película, hace pensar al espectador que es una persona que tiene la situación totalmente controlada en cada momento, no le importa lo que esté sucediendo porque él se adelanta a los acontecimientos. Una sonrisa y una seriedad al mismo tiempo que descoloca en todo momento, no sabes si realmente es un necio o demasiado inteligente.

Rian Goslyn interpreta a un joven abogado, que acaba de fichar por un gran bufete de abogados, demasiado joven para y pretencioso para un caso que en principio iba a resolver con los ojos cerrados.

Una confesión seria, espontánea y por escrito, un caso sencillo que acabará convirtiéndose en un gran quebradero de cabeza ya que Ted encontrará en el señor Vichum sus puntos débiles, sus pequeñas imperfecciones hasta darle la vuelta al caso.

Toda la película se podría resumir en una pequeña conversación que tienen Ted y Vichum:

Una película altamente recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *